El Galatea se hace leyenda a través de aquellos jóvenes muchachos, que hoy cuentan sus historias a bordo del velero. Nunca tuvimos miedo, fueron muchas las veces que vimos meterse el bauprés y no pude por menos que pensar: "esta vez no levanta" y, con enorme majestuosidad pude ver levantar de nuevo el morro, para seguir a rumbo como sólamente sabía hacer el Galatea.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Las primeras navegaciones virtuales del Galatea


A principios del año 2009, y a través de Internet, quizás motivados por los recuerdos que quedaban ya muy atrás en el tiempo, un grupo de viejos marinos que buscaban sus orígenes como tales, se conocieron y emprendieron un constante intercambio de información sobre algo que los unía a todos.
Era algo que latía en lo más profundo de nuestros corazones lo que hizo que el punto de encuentro fuese el olvidado Galatea, aquel buque de tres palos que creo se dio a conocer a todos casi de la misma forma.
Para unos, los inicios a bordo fueron muy difíciles ya que el Galatea aún navegaba, como debe ser, como debería ser para cualquier buque, puesto que su destino es la mar y los viajes. Para otros, entre los que me incluyo, el primer contacto, aunque también desafiante y duro, fue algo más suave ya que el Galatea allá por los años setenta ya no navegaba y servía como pontón flotante allá en La Graña, donde se instruía a los futuros contramaestres.
De una manera u otra la vida vivida en el Galatea será contada por quienes la vivieron, a través de diversas anécdotas concernientes a la formación de los aprendices especialistas de maniobra de la Armada y sus pormenores; en las clases, en las navegaciones, en puerto y en muchas más variopintas situaciones que cada uno recuerda.
Para no dejar que el paso del tiempo se las lleve para siempre, acordamos realizar un blog al que pusimos el nombre de “Buque Escuela de Maniobra Galatea,  El Galatea navega de nuevo”.
En sus comentarios se han ido vertiendo como agua fresca, y a raudales una gran cantidad de hechos vividos a bordo del buque. Desde esa fecha hasta la actualidad hemos recopilado aquí esa vida contada en los diferentes espacios web, hasta llegar al actual que sigue navegando con el nombre de Buque Escuela de Maniobra Galatea. Ir a Buque Escuela de Maniobra Galatea


Ahora deseamos compartir con todos los visitantes, la  publicación de un nuevo título: "El Velero Galatea". Un libro de 516 páginas, donde el velero irrumpe con fuerza en la actualidad, dejando muestras de lo que fue, de lo que es y de lo que seguirá siendo, gracias a un grupo de incondicionales que con su incansable labor ha conseguido que “El Galatea Navegue de Nuevo”.
El Galatea se enorgullece de contar con la colaboración inestimable e imprescindible del amante de la literatura, escritor y novelista, Miguel Aceytuno Comas, autor entre otros muchos trabajos, de la trilogía: Submarino B-7 y Babor y Estribor, y Mi Única Patria la Mar publicadas por la editorial “De Librum Tremens”. Dichas novelas tienen como fondo la guerra civil española, y nos sorprenden con una sugerente cita: "Buena gente en una mala guerra".

Miguel, no tuvo el placer de pisar la cubierta del velero, pero es un apasionado por el mar desde su más remota infancia en Vilanova y la Geltrú, aleccionado por la obra de Emilio Salgari y las historias de la mar y quienes la surcan.
Miguel Aceytuno y Arminio Sánchez, como autores de este nuevo texto, se complacen en beber de las fuentes de quienes hace algunos años comenzaron a rescatar las historias del buque.



A continuación os dejamos el video de la presentación del nuevo libro editado por Nautical  Unión Editorial, que en este mes de septiembre del presente año 2015,  pondrá a la venta  "El velero Galatea". Un texto de 516 páginas de leyendas y aventuras, entre las que se puede leer "Aleta de Tiburón: a bordo del Galatea", un relato novelado que cuenta dos aventuras paralelas   de dos  dotaciones del velero,  con un desenlace común.


"Nunca tuvimos miedo. Fueron muchas las veces que vimos meterse el bauprés y no pude por menos que pensar: "esta vez no levanta" y, con enorme majestuosidad pude ver levantar de nuevo el morro, para seguir a rumbo como sólamente sabía hacer el Galatea". (Gerardo Ureña Massa)

domingo, 2 de noviembre de 2014

Comentarios recientes del buque escuela Galatea


En esta entrada  iremos publicando  los comentarios más recientes que se  vayan escribiendo en el blog Buque Escuela de Maniobra Galatea.O sea, que al  mismo tiempo que se publiquen, se irán incluyendo en este espacio. De esta manera, a medida que se van eliminando los comentarios de ese blog principal, aquí quedarán resguardados e irán pasando a englosar las nuevas páginas de comentarios que forman  y reciben el nombre de "El Galatea y sus Comentarios". Todos ellos irán siendo clasificados por años y meses y se podrán leer picando a la derecha de esta entrada. Muchas gracias y pensad siempre que gracias a vosotros El Galatea Navega de Nuevo.


Arminio
Parece que la dotación del Galatea está otra vez en cubierta. Pues sí, eso parece, pues nada más subir por la plancha he visto a gente merodeando por el castillo.
Agradecer a todos estos comentarios y decir desde aquí, a Paco Riesco que gracias a Miguel ya tiene la dirección y el teléfono del que hace las metopas del Galatea.
He visto como Fernando Echegoyen, de "Naufragios" (al que pido desde aquí que hable con el señor Iker Jiménez para que salga el Galatea en un programa), como hace unos videos y los cuelga en su página de Facebook, hablando de barcos. Pues que queréis que os diga, me ha entrado el gusanillo y quizás comience a realizar vídeos donde se cuenten las anécdotas del Galatea, quizás sirva para que más gente nos siga.
Un saludo a todos.
22 marzo 2016

Ángel Monge

Hola a todos: La verdad es que hacía ya unas semanas que no publicaba, no por falta de ganas sino más bien por falta de tiempo, vas pensando mañana lo haré, y el mañana se vuelve complicado por varios motivos que no vienen al caso.
Me gustaría saludar a Eva por su excelente y sincero escrito donde habla con mucho cariño del Galatea, al que ella le llama de forma muy cariñosa “el barquito de papa “ es enternecedor porque a poco que unos sea sensible y yo lo soy y mucho, se da cuenta de lo que en esa familia el barco significó y significa, creo que mucho . Eva no dejes de visitarnos porque en tus comentarios nos traes el recuerdo de tu querido padre, y si para ti es importante, para nosotros también.

Ahora le toca el turno a un compañero Paco Riesco, creo que lo escribo bien, deduzco y me parece que no me equivoco que es un poco más joven que alguno de nosotros, lo digo por el curso que hace mención, habla con mucho entusiasmo y como un marino que aparte de esos meses que paso en El Galatea, luego embarcó siguiendo su periodo de instrucción en algún barco más de la Armada, y después su vida profesional parece que está dedicada a la mar. Pues nada compañero aquí tienes tu casa, vuelve las veces que quieras, y nos ilustras con tus comentarios, haciéndonos llegar tus anécdotas del paso por nuestro querido barco, de verdad que nos hace mucha ilusión.

Ahora quisiera decir un par de cosas, en Buque Escuela de Maniobra he subido dos vídeos, creo que son muy bonitos y emotivos, seguro que alguno de vosotros ya los habrá visto, son de El Llene y su etapa ya nueva y esplendorosa, la imágenes son de una calidad excepcional. Un vídeo con el barco amarrado, pero inmaculado, y el otro cuando se le efectúan maniobras de mantenimiento y luego con los remolcadores correspondientes es llevado a su lugar de amarre donde recibe numerosas visitas. Al respecto hay otro vídeo donde se ve a un caballero dando las explicaciones oportunas sobre la larga vida del barco, esas imágenes no las he puesto, he creído que con las dos cintas era suficiente, todo esto lo digo sin ningún rencor, critica, manía etc. …., la historia es la que es y se acabó.

Hacerme un favor y mirar los vídeos, hay muchos compañeros que no los habían visto y así me lo han hecho saber, yo he visto esas cintas, y veo al barco más próximo y con más cariño, bueno, es percepción subjetiva.
Un abrazo y hasta la próxima.
22 marzo 2016

Manuel Carrasco Rubio
Eso de las patatas arrojadas a la mar y que luego terminaran flotando y nos delataran, con el consiguiente arresto, por lo visto ha sido una constante. También nos pasaba a nosotros en 1962 y, por lo que venimos comprobando, a quienes nos precedieron.
Saludos cordiales a todos.
20 marzo 2016

Paco Riesco
Hola a todos. Después de casi treinta y ocho años vuelvo estar a bordo. Soy del reemplazo 5º del 78. Después de la instrucción en Ferrol hice el curso de cabo en La Graña. El Galatea era el referente. Es el recuerdo. Había “perdido” el chaquetón y pasé un frio del carajo haciendo guardia sobre el castillo de proa la noche que se votó la Constitución.

Volver bajo cubierta, agarrarme al techado para izarme y meterme con las piernas por delante en el coy, la manta, entrar en calor. De los mejores recuerdos de mi vida. Fregué cubierta a golpe de silbato, pinturas, bronces, aprendí a hacer nudos, braceé vergas para ponerlas de punta al viento, pelábamos sacos de patatas junto a la maquinilla de fondeo, y tirando algunas por el escobén del ancla descubrimos, con gran susto, que flotaban, la marea estaba muerta y no se alejaban del entorno del barco.

Las gavetas del rancho, amistades de la mili, y un sinfín de cosas ocurridas en sólo dos meses cuyas sensaciones nunca me abandonaron. !Que suerte tuve de haber estado allí! Nunca dejé de sentirme marinero desde entonces. Luego navegué catorce meses meses en el Blas de Lezo, Marina Mercante… Todo comenzó en El Galatea… Seguiré a bordo.
Saludos. Paco Riesco. 18 marzo 2016

Miguel Gómez
Buenos vientos, amigos tertulianos y visitantes de este blog, impregnado de salobre y huellas de aquellos años dorados cuando nuestro Galatea cruzaba mares y océanos. Hoy son historias ya muy lejanas que las rememoramos como buenamente podemos. Los que no estamos preparados para desgranar nuestra mente en palabras se nos hace un tanto difícil, lo intentamos una y otra vez y siempre se nos queda algo por comentar, lo seguiremos intentando lo mejor que sepamos hacerlo.

Hola Eva, en primer lugar agradecer tu intervención en este espacio en recuerdo de tu difunto padre, tuvimos que ser compañeros solo que tu padre debió ser de dotación, así lo deduzco por el largo periodo embarcado en el admirado velero, es cierto que su nombre me suena y mucho, pero han pasado muchos años, también yo hice el viaje de Guinea por lo que no cabe duda de que fuimos compañeros y compartiríamos muchas cosas entre ellas la Quinina.

Si Eva, era el barco de papá y de todos los papás que por él pasamos, yo diría que en todos los hogares de los papás que un día pasamos por el Galatea quedan resquicios, recuerdos reales o virtuales de nuestro paso por aquel emblemático buque. Muchos, como es tu caso, ya pasan de generación, pero siguen estando ahí.
Si, Eva, de él se tiene que hablar porque fue algo grande, porque fue nuestro Galatea y también el de tu padre. Si Eva, fue el rey de los mares, creo que esas vivencias vividas y vertidas por un ser tan querido siempre las tendrás presentes, no es fácil deshacerse de ellas, agradables de recordar.

Deseando lo mejor a todos en estos días invernales, guarecerse en buen puerto.
14 febrero 2016

Arminio
Buenas tarde a todos los que escriben y a los que nos visitan. El Galatea sigue siendo documento virtual de muchas vidas de españoles y muchas huellas dejadas en los familiares de los navegantes de ese "barquito de papá" como dice Eva.
Desde aquí darles las gracias por escribir y ayudar a que el Galatea siga navegando como se merece él y todos sus tripulantes desde el Rey hasta el último paje.
Un saludo a todos y en especial a Eva que nos hacer recordar a todos las vidas de muchos seres queridos.
13 febrero 2016
 

Eva
Mi padre, José Luis Ocampo Avial, navegó en el Galatea desde el año 50 al 60, creo que fue la época más feliz de su vida. Siempre contaba anécdotas de ese barco. Que si una vez por poco se van a pique y todos querían confesar, que si en Guinea en una especie de bar les prepararon una gallina con plumas y todo..., etc.  Estas anécdotas se hicieron tradición y se contaban por Navidades con hijos y nietos. Me gustaría que hubiese tenido
tiempo de conocer esta web.

Un saludo afectuoso a todos los que pasásteis
por "el barquito de papá", que era como lo designábamos de pequeños.
Atentamente, Eva Ocampo Vigo
13 febrero 2016
 

Arminio
Parece que se anima el cotarro, pues bien así debe ser, pues el fin de todo esto se lo merece, pues hemos dejado algunos años de nuestras vidas en este emblemático buque.
Pues tenemos novedades que las publicamos aquí, para que todo el que nos visite vaya viendo que el Galatea se va posicionando en el lugar que se merece.
Pues lo primero es dar a conocer la intención de los directivos donde se encuentra el Galatea, allá en Glasgow, de dar a conocer la vida del buque desde 1922 hasta 1982, periodo en el que perteneció a España.
De esta manera y en una exposición permanente quieren rescatar las historias del libro "El velero Galatea" y traducir algunas de esas vivencias al inglés, para que la pueden leer los visitantes, así como hacer una exposición de fotografías que libremente pueden rescatar de este blog. Es todo un logro por parte de este grupo entusiasmado, que nunca dejó de creer en el Galatea.

También quieren rescatar todo el velamen y la cabullería, o sea todo el aparejo del Galatea, y también quieren hacer una estación de radiotelegrafista, para lo que están buscando un especialista que hubiese estado con ese cargo en el velero, bien cuando navegaba o cuando estuvo como pontón escuela. Por lo tanto esto va en serio.
También hay más noticias pero aún no tengo autorización para publicarlas y desde aquí digo que son excelentes.
Bueno un abrazo a los compañeros de siempre y un saludo a todos los que nos visitan, puesto que gracias a ellos, el Galatea Navegue de Nuevo.
No se me olvida. Castrilllllllllllonnnnnnnnnnnnnn donde estás.
11 febrero 2016

Angel Monge
Hola a todos de nuevo, han pasado unas cuantas semanas después de mi último escrito, en el argot futbolístico diríamos que Eduardo lleva “de momento” un poco más de razón que yo, intentaré quitársela de la mejor y más noble manera posible, si es verdad que los escritos han decaído un poquito, pero creo que es normal, con tantas emociones acumuladas.

Bueno claro antes de entrar ya hace unos días he leído todos vuestros comentarios, incluido este último de Miguel, me alegra sobremanera que se anime, el es una parte importantísima de nuestro querido Galatea, como todos vosotros, ósea que animo, y mucho valor , de esto último vamos sobrados .

No me negaréis que las noticias que nos da tan frescas Arminio, no son para saltar de alegría. El Galatea es el sueño dorado de muchos de nosotros, y ver que poco a poco va recuperando su lugar en la memoria histórica de nuestra Armada y de nuestro país, hace que me sienta cada día más orgulloso de mi barco,

Os habéis fijado piden un radiotelegrafista de la época, os digo una cosa si yo lo hubiera sido, hubiese optado seriamente a ese puesto de trabajo, pero no lo fui, lo que si soy es Operador del Sistema Mundial, ósea la famosa llamada selectiva digital por el canal 70, ya de paso me luzco un rato, pero si me hubiese marchado encantado, porque con todo lo que se va anunciando, en mi fuero interno voy recuperando El Galatea, ya no lo veo tan lejano.

Sigo en Historias Navales de Antaño, dejarme que lo recuerde porque desde que se inauguró allá por el mes de mayo no se ha dejado un solo día de publicar, con la inestimable ayuda de sus componentes, bueno la verdad unos más que otros. Tendría que hacer punto y aparte pero no me va bien, lo digo por lo siguiente, y espero que no se enfade, es para reclamar la vuelta a estas páginas de nuestro comandante José Mª Castillón. Mi comandante te echamos mucho de menos eres parte fundamental de muchas cosas, pero en concreto de este apartado esencial, espero en breve poder volver a leerte, lo esperamos todos.

Creo que la Armada está contenta con la publicación del libro, me gusta, como para no estarlo, no me cansaré de repetir mi enhorabuena a sus autores, se lo merecen. Ya para ir acabando, es muy difícil reunir tanta gente buena y honesta , vamos avanzando a muy buen ritmo, pero es verdad que también contra más se consigue más se quiere, un abrazo a todos y hasta la próxima .
10 febrero 2016

Manuel Carrasco Rubio

Pues como tu dices, Miguel, paz y bien para todos y que sigamos estando presentes unos largos años más, en esta virtual singladura del Galatea.
03 febrero 2016

Miguel Gómez Ruiz
Hola, amigos tertulianos y demás seguidores de este espacio, después de un largo silencio he decidido asomarme nuevamente a este portillo para desearos a todos un estado actual de lujo, recordarles a los navegantes del Galatea “PORTILLO AL MUNDO” aquel semanario que se editaba abordo en las largas travesías, aunque en otros tiempos anteriores su nombre era “NAUTA” que fue fundado por el entonces teniente de Navío Don Joaquín Freire, el año 1953 en el viaje de Hamburgo, de esto sabrán algo Castrillon, Machota y no sé si Mañogil estaba por esas fechas embarcado en el velero, bueno como quiera que sea sin duda es un bonito recuerdo para los que tuvimos aquellas gratas y menos gratas vivencias.

Una vez más felicito a Arminio por su entrega y tesón en su tarea de hacer conocer a nuestro Galatea, de ahí esos frutos que se empiezan a cosechar de los que todos nos alegramos un montón, me gustaría que mis palabras sirvieran de aliento para continuar con ese rumbo certero en busca de un horizonte más amplio, venga Arminio que tu puedes dispones de los conocimientos y tienes las herramientas adecuadas.

Me gustaría decirle a Castrillon que retomara su trayectoria en este blog, del que siempre fue un puntal importantísimo, espero su presencia lo antes posible que es como el café que da vida.
A todos, feliz reencuentro, que la vida os sea propicia, abrazos.Paz y bien.
30 enero 2016

Arminio
Eduardo eres persona importante para nosotros y para el Galatea, siempre te hemos seguidos en tus escritos em la Revista General de Marina. Al menos ahora puedes seguir contando tus historias en este espacio que siempre estará vivo.
Te comento y, aprovechamos para hacerlo saber a los que leen este blog.
Se ha recibido desde Glasgow, donde está el Galatea, una petición en la que se quiere dar a conocer el Galatea en su etapa como buque de la Armada Española. También se interesan por el libro y quieren tenerlo a bordo del Glenlee. También quieren hacer una exposición con las fotografías que tengamos del Galatea.
Les hemos dado autorización para que utilicen las fotos de este blog, que son mas de mil. También quieren contar las historias de los marinos del Galatea. O sea quieren que se conozca nuestra historia en Glasgow.
Esperemos que todo de buen fruto y se vean cumplidas todas las espectativas posibles para el Galatea, nuestro Galatea. Un abrazo.
28 enero 2016

Eduardo Ruiz Mañogil

He recibido la Revista General de Marina correspondiente al mes de Diciembre de 2015 y leo con satisfacción en la sección libros y revistas un amplio comentario firmado por Fuensanta Niñirola dirigido al Velero Galatea. Nuevo reconocimiento al buen hacer de sus autores y en cierta forma a todos los que desfilamos entre los renglones del libro.
El 23 de noviembre pasado escribí mi último comentario y apuntaba el temor de que El Velero Galatea pusiera el punto final a estos comentarios, Angel Monge Mosquera me respondió que él no lo creía pero parece ser que el tiempo y el silencio me van dando la razón por ahora. En fin, así es la vida y así hay que aceptarla. Yo deseo aprovechar la ocasión para enviar a todos los amigos del Galatea un cordial saludo y mis mejores deseos para este largo y amenazador año que acabamos de estrenar. Atentamente. Eduardo Ruiz Mañogil.
28 enero 2016

Arminio

Pedro, espero que el Galatea nunca se olvide, y cada día recobre más y más fuerza en honor a todos los que a bordo estuvieron y a sus familias que tienen el recuerdo de los que ya no están entre nosotros. Un abrazo.
28 enero 2016

Pedro Lara García

Mi padre sirvió en ese barco. Durante toda mi vida, y parte de la suya creo que siempre añoró aquel tiempo limpio, marino...aquello que ...pudo haber sido y no fue... se le iluminaban-como un incendio interior- los ojos cada vez que me hablaba de sus tiempos de radiotelegrafista... aquella emoción aún queda...y ...bueno, he visto el libro... a mi padre, le habría gustado...creo que a mí también me gustará... quizás a mis hermanos...y a él, donde quiera que haya recalado..
30 enero 2016

Manuel Carrasco Rubio
Amigo Ángel: Me alegra que el Galatea navegue de nuevo virtualmente en esta página gracias a ti. Estoy de acuerdo. El Galatea en Ferrol tenía su base real y sentimental.
Bueno, si ruedan la película que cuenten conmigo. Yo trabajé en Espartaco. Kirk Douglas fue compañero mío de reparto.
En realidad fue una inolvidable experiencia cuando era un adolescente. De esclavo estuvimos tres días en unos campos de Colmenar Viejo, donde se rodó la batalla principal. Impresionante espectáculo.
Sí, uno de los que faltan desde hace ya un año aprox. es el querido Timonel del Galatea: Gerardo Ureña Massa. Un Recuerdo para él y mis deseos de felicidad para todos vosotros.
25 diciembre 2015

Angel Monge Mosquera

Fijaros el último comentario es de Eduardo, de fecha 23 de Noviembre del 2015, bueno pues yo escojo la noche del 24 de Diciembre del mismo año para escribir cuatro cositas, intentaré ser muy breve, nunca me gustaron las navidades, recuerdo con más cariño las que pase en la Armada que en la vida civil, el compañerismo, la amistad profunda al estar lejos de casa así me las hacia vivir, bueno al tajo , ¿Por qué no he escrito durante un periodo largo? Pues porque a mi forma de entender, era a los veteranos a quien les tocaba explicar, comentar o decir, que le había parecido el libro El Velero Galatea, ellos son los auténticos protagonistas de la mil y una aventuras que pasaron al navegar en el.

Es verdad como dice algún veterano que ellos no tienen un papel fundamental en lo que es el contexto del libro, claro libro que hacía ya casi dos años que estaba escrito, doy fé .Todos sabemos lo que cuesta que un editorial se juegue el dinero si no ve el asunto muy claro, pues bien de ahí ese retraso, pero al final quien la sigue, la consigue, bueno más o menos se dice así, y si no lo es me sabréis perdonar, la cuestión es que ya salió y creo, me parece que con el visto bueno de la Armada, si es así también me hace muy feliz, pero lo que más me emociona es volver a poner al Galatea de rabiosa actualidad.

Mi amigo Manuel Carrasco también se intenta justificar por el poco éxito que tuvo El Galatea en Sevilla, Manuel no tienes porqué. El barco y Sevilla poca química tenían, y si además lo ponen donde no crece una Posidonia, pues aún peor, su sitio natural era Ferrol, creo que todos lo sabemos, osea que lamentaciones denegadas. También he leído que Eduardo dice que con la publicación del libro este apartado de comentarios le da miedo que quede obsoleto, no Eduardo, no será así, porque mientras quede un solo hombre que piso su cubierta sin navegar, como es mi caso tengo mucho que explicar, de mi vida en el barco y mi vida en Ferrol, donde posiblemente al marchar dejé muchas cosas, entre ellas el amor.

Me tendréis que perdonar está confesión, pero mientras vosotros os estáis poniendo las botas, porque es Nochebuena yo estoy al pie del ordenador H.R.B. mi reloj marca las 23horas 10 minutos, bueno vamos terminando, ahora se habla de varios proyectos, por ejemplo el cine, no, no he bebido. El Galatea da para eso y mucho más, felicitar a los autores del libro, y decirles que si alguna vez El Galatea pegara el salto a la pequeña pantalla o al cine, yo me conformaría con ser el protagonista principal, bueno os dejo porque cuando me he sentado en el ordenador estaba liando una parda en casa, mi hijas dicen que soy un gruñón.

Os admiro a todos con vuestros defectos y virtudes. A los que aún corremos por aquí, y a los que ya marcharon con otro rumbo, paciencia, nos volveremos todos a encontrar, FELIZ NAVIDAD.
24 diciembre 2015